No compres cualquier portátil

Depende de nuestras necesidades nos podemos decantar por un tipo de portátil u otro. Si eres un ejecutivo que se pasa todo el día viajando, lo lógico es buscar un portátil potente y ligero. Potente y ligero significa que no es económico. Hay que llevarlo de un sitio a otro, ha de ser además de pequeño y potente, robusto. Todas estas cualidades no concuerdan con la frase “bueno, bonito, barato”.

Si el uso que le vamos a dar es para estudiar, porque no somos aún ejecutivos, y en la universidad o el colegio nos exigen tener un portátil, tampoco podemos caer en el error de comprar un equipo barato. Recuerdo el caso de una mujer que trajo a reparar el portátil de su hijo. Era un buen portátil, un Dell con procesador i5, y no estaba mal dotado de memoria ram. Me confesó que la avería del portátil no la causó su hijo, sino sus compañeros. Por lo visto, ellos tenían portátiles baratos, que para realizar las tareas que el colegio les pedía, no llegaban, o tardaban mucho en hacerlas, y se lo pedían a él. Claro está, que el resultado fue desastroso. Además de conector roto, la estructura de back cover y cover del portátil se encontraban en estado lamentable. Ese chico nonvuelve a dejar su portátil a sus compañeros, y ellos tendrás que pedir a sus padres un portátil con mayores prestaciones. Lo barato sale caro. Así pues, si eres un estudiante, mejor que inviertas en un buen equipo.

Si eres una persona mayor, que usa el ordenador sólo para navegar por internet, es más lógico que te compres uno barato. Las personas mayores cuidan mucho de los aparatos, los tratan bien, y su nivel de exigencia no es tan alto como el de un estudiante o un profesional.

Lo que está claro es que los fabricantes han llegado a bajar el precio de los portátiles bajando costes de fabricación. Los materiales son peores, los componentes electrónicos son de segunda o tercera categoría, y en esas condiciones es lógico pensar que si tenemos un portátil de bajo coste, es malo, y como es malo, en cuanto pase la garantía ofrecida pir el fabricante ( y ten por seguro que lo tienen calculado), tiene todos los números de que surjan problemas con el dispositivo.

Compra bien, estírate un poco, que a la larga estarás ahorrando mucho dinero. Y piensa que si tu equipo viejo tiene menos de 6 años y tiene un buen procesador, puede repararse y hacer las mismas funciones que un equipo nuevo en la mayoría de los casos.

Please follow and like us: